Anemia del Deportista II

Anemia dilucional del deportista: causas, efectos y prevención

La anemia dilucional del deportista es un fenómeno que se produce como resultado de una disminución en la concentración de glóbulos rojos en la sangre debido a un aumento en el volumen plasmático. Este fenómeno puede afectar negativamente el rendimiento deportivo y la salud en general. En este artículo, exploraremos las causas, efectos y métodos de prevención de la anemia dilucional del deportista.

I. Causas de la anemia dilucional del deportista:

La anemia dilucional del deportista se produce debido a varios factores, entre ellos:

  1. Hidratación excesiva: El consumo excesivo de líquidos antes y durante el ejercicio puede diluir la sangre y disminuir la concentración de glóbulos rojos.
  2. Entrenamiento de resistencia prolongado: Los deportistas que se someten a sesiones de entrenamiento de resistencia prolongadas, como corredores de maratón o ciclistas de larga distancia, son más propensos a desarrollar anemia dilucional debido al aumento en el volumen plasmático.
  3. Aumento de la permeabilidad capilar: Durante el ejercicio intenso, se produce un aumento en la permeabilidad de los capilares, lo que puede llevar a una fuga de líquido hacia los tejidos circundantes y diluir la sangre.

II. Efectos de la anemia dilucional del deportista:

La anemia dilucional del deportista puede tener varios efectos negativos en el rendimiento deportivo y la salud en general:

  • Disminución del transporte de oxígeno: Al reducirse la concentración de glóbulos rojos, la capacidad de transporte de oxígeno de la sangre se ve comprometida. Esto puede llevar a una menor resistencia y fatiga temprana durante el ejercicio.
  • Reducción de la capacidad de recuperación: La anemia dilucional también puede afectar la capacidad de recuperación del deportista, ya que se necesita una cantidad adecuada de glóbulos rojos y nutrientes para reparar los tejidos dañados durante el entrenamiento.
  • Mayor riesgo de infecciones: La disminución de los glóbulos rojos puede debilitar el sistema inmunológico, lo que aumenta el riesgo de infecciones en los deportistas.

III. Prevención de la anemia dilucional del deportista:

Afortunadamente, existen medidas que los deportistas pueden tomar para prevenir la anemia dilucional y minimizar sus efectos negativos:

  1. Hidratación adecuada: Es importante que los deportistas mantengan un equilibrio adecuado entre la hidratación y la reposición de electrolitos durante el ejercicio. Consultar con un profesional de la salud o un nutricionista deportivo puede ayudar a determinar las necesidades individuales de hidratación.
  2. Suplementación de hierro: Es recomendable realizarse un chequeo médico anualmente como mínimo para medir los niveles de hemoglobina, hematocrito y de paso de vitamina B12 y ácido fólico. Para evaluar tomar suplementos en caso de deficiencia.
  3. Entrenamiento inteligente: Es crucial que los deportistas planifiquen su entrenamiento de manera adecuada y eviten el exceso de ejercicio de resistencia prolongado, especialmente sin una adecuada recuperación entre sesiones.
  4. Equilibrio nutricional: Una alimentación equilibrada y rica en nutrientes es fundamental para mantener niveles óptimos de glóbulos rojos. Consumir una variedad de alimentos ricos en hierro, vitamina B12 y ácido fólico puede ayudar a prevenir la deficiencia de estos nutrientes y mantener una buena salud sanguínea.

La anemia dilucional del deportista es un fenómeno que puede afectar negativamente el rendimiento deportivo y la salud en general. Sin embargo, con una adecuada prevención y cuidado, los deportistas pueden minimizar los efectos de la anemia dilucional. Es importante recordar que cada individuo es único y que consultar con profesionales de la salud, como médicos y nutricionistas deportivos, es esencial para determinar las necesidades específicas de cada persona y evitar problemas de salud relacionados con la anemia dilucional.

Requerimiento para un hombre adulto es de 8mg y de una mujer adulta de 18mg al día.

Alimentos con alto contenido de hierro por 100g de producto:

  1. Morcilla de sangre cocida – 30.0 mg
  2. Almejas – 28.0 mg
  3. Chocolate negro (70-85% cacao) – 12.0 mg
  4. Pipas de calabaza – 11.2 mg
  5. Hígado de res cocido – 6.5 mg
  6. Espinacas cocidas – 3.6 mg
  7. Lentejas cocidas – 3.3 mg
  8. Garbanzos cocidos – 2.9 mg
  9. Albaricoques secos – 2.6 mg
  10. Mejillones – 2.0 mg

Conoce más sobre la diferencia entre el hierro animal y vegetal en el siguiente link: https://cursosnutricion.org/anemia/

Cursosnutricion.org

Publicaciones Similares

Deja una respuesta