|

Artritis y Nutrición Parte 1

Muchas personas se sorprenderán al saber que la alimentación puede generar una mejora en pacientes con artritis. Esto sucede ya que los alimentos tienen la posibilidad de desinflamar, así como de inflamar, en ese sentido debemos conocer más de cerca el poder antiinflamatorio tanto de los alimentos como de las reacciones alérgicas y de sensibilidades no alérgicas que algunos de ellos puedan generan en el organismo inflamándolo. Se estima que 1% de la población padece de artritis.

Factores de riesgo
Un factor de riesgo está referido a cualquier rasgo, característica o exposición de un individuo que aumente su probabilidad de sufrir una enfermedad o lesión.  En ese sentido se ha visto que la artritis tiene una mayor prevalencia en personas con: 

  • Genética, tener parientes con artritis aumenta el riesgo
  • Sobrepeso
  • Triglicéridos elevados
  • Elevado porcentaje de grasa corporal
  • Lactancia materna (no haberla tenido)
  • Elevado peso al nacer. 
Control y mantenimiento de peso

Grasas
Los aceites ejercen una acción antiinflamatoria importante, hay que saber elegirlos entre ellos destacan:
Omega-9, aceite de oliva, palta, aceitunas.
Se deben incorporar en la alimentación con una frecuencia diaria, en las ensaladas, tambien se puede incluir el palta en los desayuno, y añadir a las comidas aceite de oliva.

Omega-3  DHA- EPA, Aceite de pescado marino, tambien pero en menor cantidad Sacha inchi, Chia, Linaza.  
Estos aceitas (EPA y DHA) se encuentran principalmente en pescados de mar, de aguas frías como la caballa, atún, bonito, salmón, sin embargo, los de carne no tan oscura también los contienen, si no consigues bonito por ejemplo puedes consumir cojinova, congrio, pejerrey, lisa entre otros.  Lo ideal es consumirlos por lo menos 3 veces por semana o tomar suplementos.
Los aceites omega-3 vegetales como el aceite de Sacha Inchi, Linaza y Chia son muy bueno nutricionalmente hablando, tienen un tipo de aceite similar al EPA y DHA llamado Linolénico, al consumirlo solo el 5% aproximadamente se convertirá en DHA y EPA, por tal motivo los más efectivos son los de origen animal, salvo seas vegano o vegetariano, en ese caso debes consumir más cantidad. 


Fitoquimicos
Los fitoquímicos son químicos de las plantas que les dan color, aromas, sabores y tienen una actividad antiinflamatoria en el organismo.  Aquí algunos especialmente importantes para la artritis:

  • Guindones, se ha visto que inhibe el daño articular y protege al hueso de su degradación.
  • Mangos, contiene mangiferrin, previene la destrucción del cartílago.
  • Antocianinas, este químico brinda el color morado de muchos vegetales, como: maíz morado, berenjenas, arroz negro.
  • Resveratrol contenidas en uvas negras.
  • Kaempferol en toronjas.

Es importante en general consumir por lo menos 5 raciones de frutas y verduras diariamente. Una ración equivale aproximadamente a lo que entra en una mano, si consume más, es mejor. Otra manera de asegurar un buen consumo de vegetales y frutas, es por ejemplo cubrir la mitad del plato de fondo con vegetales. 

​Gluten
Las personas sensibles al gluten tienen tambien una mayor probabilidad de tener artritis reumatoide.
El gluten es la proteína contenida en el trigo, cebada, centeno, avena y sus derivados como el pan, galletas, fideos.  El gluten es una proteína que puede llegar a ser muy inflamatoria para muchas personas. A muchas personas le altera la función intestinal generando diarreas, estreñimiento, gastritis, colon irritable, por ejemplo, sin embargo hay un 40% de personas que no tienen síntomas digestivos, pero pueden llegar a inflamar otros órganos entre ellos las articulaciones.  Una recomendación es la de dejar de consumir gluten por lo menos por 21 días, si tiene algún tipo de sensibilidad el resultado debería ser una disminución importante en la inflamación articular. 

Lic. ND, Mg Geraldine Maurer

Publicaciones Similares