Conoce los alimentos que ayudan a desinflamar el organismo y mejorar la microbiota.

Artritis y Nutrición Parte 2

El impacto de la nutrición en la artritis, conoce más alimentos que te ayudarán a sentirte mejor

​Genistein
El Genistein es una sustancia extraída de la soya que posee propiedades antiinflamatorias, antioxidantes, anti cancerígenas. Se ha visto su efectividad mediando la inflamación asociada con desórdenes de las articulaciones en artritis y osteoartritis. Por ello es muy recomendable incorporar alimentos a base de soya en la alimentación cotidiana como tofu (queso de soya), carne de soya, edamame (soya cocida), leche de soya por ejemplo.

Fibra
La fibra en la dieta es una aliada contra la artritis. La función que realiza se centra en el intestino, alimentando la microbiota (flora) intestinal buena, que genera sustancias antiinflamatorias llamadas ácidos grasos de cadena corta. La variedad y cantidad de las diferentes bacterias intestinales tienen una acción directa con la inflamación articular.  Por ello es recomendable añadir fibra de manera cotidiana como: nueces, coco, avena, quinua, linaza, chía, menestras, vegetales, fibra en polvo fibra psyllium, inulina, por ejemplo.

Especias
Las especias o hierbas aromáticas son alimentos con altísimo contenido de antioxidantes, estos tienen la cualidad de ayudar al organismo a desinflamarse.

El kion tiene propiedades antiinflamatorias y puede ayudar a desinflamar moderadamente la inflamación articular, así como mejorar la inmunidad. Se puede consumir 2g de kion al día en infusiones, sopas, en polvo, rallado en saltados y otras comidas y aderezos.

La cúrcuma es también una raíz antinflamatoria y se ha visto mejoría en la reducción de inflamación de las articulaciones, esta se absorbe mejor cuando se consume con pimienta. Se puede añadir rallada o en polvo a las comidas. Se recomienda tomar de 1 a 3 gramos de cúrcuma al día.

Sal, se recomienda consumir las comidas bajas en sal ya que ayuda a desinflamar las articulaciones de acuerdo a varios estudios. El exceso de sal o cloruro de sodio a parte de inflamar aumenta la pérdida de calcio en el organismo, por eso la reducción de su consumo evita su pérdida lo que ayudar a evitar la descalcificación ósea.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta