Nueces y Cáncer de Colon

Las nueces y su potencial efecto anticancerígeno

​Las nueces también conocidas como frutos secos, son alimentos oleosos, altos en proteína, fibra, vitaminas y minerales como: las almendras, nueces, pecanas, pistachos; el maní por ejemplo pertenece al grupo de menestras, no al de los frutos secos o nueces a pesar parecer a la misma familia.

En este sentido quisiera hablar sobre la nuez a la que se le confieren múltiples beneficios nutricionales y prebióticos, es decir que su consumo no solo le brindará una alta cantidad y calidad de nutrientes como aceites de buena calidad, proteínas, antioxidantes y fitoquímicos, sino que este alimento logra modificar positivamente el microbioma intestinal conocido también como la flora intestinal, que se considera hoy en día como un órgano más, debido la gran cantidad de funciones vitales que tiene en el mantenimiento, comunicación, metabolismo entre otras del cuerpo.

¿Qué es el microbioma?

​El microbioma está referido al conjunto de bacterias residentes en el intestino u otras partes del organismo que generan productos necesarios para el organismo,  debe saber que poseemos más bacterias que células en el organismo, las mismas que varían en funciones de acuerdo al tipo taxonómico al que pertenecen, las hay buenas y malas, las buenas las mantenemos mediante una alimentación alta en fibra y nutrientes de buena calidad, las malas pueden ser bacterias que generan infección, hongos, parásitos y/o una reducida variedad y cantidad de bacterias buenas en el intestino. Se ha visto el virus de La COVID-19, también altera negativamente las bacterias intestinales. Su equilibrio se ve disminuido por sustancias toxicas, antibióticos u otros medicamentos

El consumo de nueces reduce el riesgo de reincidencia de cáncer de colon

​En un estudio en ratones se vio que la ingesta de nueces reduce la carcinogénesis en el colon, modificando positivamente el microbioma intestinal, alterada en pacientes con cáncer. Massako N y col, 2016.

Otro estudio muestra también que el mayor consumo de nueces puede estar asociado a una reducción en la incidencia de recurrencia del cáncer y mortalidad en pacientes con cáncer de colon en estadio III. Temidayo F y col, 2018.

​El consumo de nueces incluyendo pistachos, almendras, pecanas, avellanas, castañas, etc, está relacionado también con una menor incidencia de diabetes tipo 2 y con la reducción de hiperinsulinemia y prevención de enfermedades cardiovasculares.

Hoy les he comentado sobre los beneficios anticancerígenos que poseen las nueces, junto con ellas, las demás también lo son, al maní, por ejemplo, no se le consideró como anticancerígeno (Temidayo F y col 2018), posiblemente por formar parte de otra familia botánica o por su alto contenido de lectinas, sustancias inflamatorias.  ​

¿Qué esperas para empezar a consumirlas?
Las puedes comer como snacks, añadir a los desayunos, frutas, ensaladas, licuarlos y añadirlos a guisos u otras preparaciones para aprovechar todas sus propiedades nutricionales.

Mg Geraldine Maurer
Nutricionista Clínica
Alertanutricional.org 

Publicaciones Similares

Deja una respuesta