|

Urolitinas y Sistema Cardiovascular

La microbiota intestinal desempeña un papel crucial en nuestra salud, más allá de lo que comemos y absorbemos, también influye en la salud las sustancias que nuestras bacterias intestinales generan. Esto es una noticia alentadora para las personas con trastorno cardiovascular, ya que hay alimentos que pueden mejorar la salud endotelial, reducir la presión arterial, potenciar el efecto antioxidante en el organismo.

Para comprender mejor este concepto, primero es importante entender qué es la microbiota. Quizás le resulte más familiar el término que ya no se utiliza “flora intestinal”. Esta se define como la comunidad de microorganismos vivos que reside en el tracto digestivo, incluyendo bacterias, virus, hongos, parásitos y otros microorganismos. Aunque la microbiota se encuentra en todo el cuerpo, la mayor concentración está en el sistema digestivo especialmente en el intestino grueso.

Funciones de la microbiota.

Además de ayudar en la digestión de los alimentos, genera ácidos grasos de cadena corta, una sustancia producida por ciertos tipos de bacterias que protegen y reparan la mucosa intestinal, también es responsable de la síntesis de vitaminas, hormonas y otras funciones esenciales. Entre estas funciones se destaca la producción de urolitinas, sustancias que protegen el endotelio, que es una capa de células que recubre el interior de los vasos sanguíneos. Un endotelio saludable es fundamental para regular la presión arterial y mantener la salud cardiovascular en general. Las urolitinas pueden ayudar a relajar los vasos sanguíneos y mejorar la capacidad del endotelio para regular el flujo sanguíneo, lo que beneficia la reducción de la presión arterial y la  salud cardiovascular.

Estos efectos en el organismo son generados por un tipo específico de bacterias llamado Coriobacteriaceae, que pertenece a la familia de las actinobacterias. Si bien aproximadamente el 10% de la población posee estas bacterias de forma natural, se ha observado que el consumo de alimentos ricos en polifenoles puede aumentar su presencia en el intestino.  Las urolitinas son sustancias producidas exclusivamente al consumir alimentos con alto contenido de polifenoles, como los ellagitaninos presentes en frutas como granadas, fresas, nueces, pecanas entre otras (ver tabla).

Es fundamental comprender la importancia de la salud intestinal, ya que la composición de la microbiota puede cambiar constantemente, dependiendo de factores como la dieta, la ingesta de fibra, el uso de medicamentos que afectan la microbiota, la actividad física, el consumo excesivo de azúcar y alimentos poco nutritivos, entre otros. En general, las personas que tienen bacterias capaces de fabricar urolitinas suelen contar con una mayor diversidad de bacterias intestinales.

Alimentos ricos en ellagitaninos (polifenoles) que pueden promover la producción de urolitinas incluyen:

  1. Granadas
  2. Nueces y pecanas
  3. Ciruelas
  4. Fresas
  5. Frambuesas
  6. Arándanos (blueberries) y Carnaberries (en menor cantidad)

En Menor cantidad

  1. Peras
  2. Manzanas
  3. Castañas
  4. Camu-camu
  5. Guayaba

Estos alimentos pueden ser una adición valiosa a su dieta para mantener la salud intestinal y cardiovascular, incluya al menos una de ellas en su alimentación cotidiana.

En la actualidad se pueden hacer mediciones de bacterias intestinales, como por ejemplo en este caso algunos tipos de Actinobacterias las Bifidobacterias, las actinomycetales, coriumbacterium, y brevibacterias, específicamente, que pertenecen a la misma familia, así como las demás variedades de bacterias intestinales, hongos, entre otras y ya de por si nos brindan una idea bastante clara de la diversidad bacteriana de la persona y si tiene que equilibrarla a través de cambios en la alimentación y/o suplementación de probioticos.  

Esperemos que en un tiempo no muy lejano podamos medir las urolitinas de manera sencilla en una prueba rápida de orina.

www.cursosnutricion.org 

Publicaciones Similares

Deja una respuesta